Acortar URLs


Si alguna vez te has preguntado para que sirve acortar una URL aquí te lo contamos.

Una URL es el acrónimo de Uniform Resource Locators, que significa: Localizador de recursos uniforme y es la manera estándar en la que se direcciona la información web.

El estándar http no especifica un límite en la longitud de una URL, pero a la hora de implementarlas en la práctica las restricciones llegan hasta 2048 caracteres.

Las URL largas son difíciles de distribuir y recordar, cuando se imprimen en papel, son difíciles de leer y reescribir en el navegador. Incluso cuando se comparte a través de medios electrónicos, como correos electrónicos y publicaciones en blogs, las URL largas no son nada elegantes porque a menudo se dividen en varias líneas y el problema se hace más grande cuando la URL contiene caracteres especiales (codificados).

Hay servicios que te permiten compartir URLs hasta cierta cantidad de caracteres como Twitter que imponen una restricción de hasta 140 caracteres en un mensaje, al igual que los SMS que están limitados a 160 caracteres, lo que hace imposible compartir URL largas.

El acortamiento de URLs fue patentado en el año 2000 y cientos de servicios de este tipo aparecieron por todo internet desde entonces. Algunos de ellos con servicios adicionales para hacer un análisis de las visitas a la página.

Lo que hacen los servicios para acortar URLs es mapear las urls largas y convertirlas en direcciones más pequeñas. Esas nuevas direcciones las mantiene el proveedor del servicio para que puedan llegar a la dirección original.

Estas URLs se generan secuencialmente, al azar o utilizando una combinación de las dos. Se guardan en una base de datos para que no se dupliquen y de esa manera obtienes una dirección nueva a tu información o página.

Los servicios en la nube modernos están diseñados para alentar el apoyo a la colaboración para ayudar a los usuarios a compartir enlaces a en línea como documentos, mapas, etc., varios de estos servicios, incluyendo proveedores de almacenamiento como Microsoft OneDrive y servicios de mapeo como Google Maps, integran directamente acortadores de URL que convierten URL largas y difíciles de manejar en URL cortas, a través de sus dominios como 1drv.ms o goo.gl 

Los servicios más reconocidos para acortar URls, son: Bitly y Tiny aunque hay muchos más, incluso Google tuvo su propio acortador paro lo ha dado de baja a partir de 2019 para darle entrada a un nuevo servicio llamado Firebase - Dynamic links

En la actualidad se ha detectado también que estas URLs nuevas o acortadas pueden servir para leer tus documentos y saber dónde haz estado por lo que son objeto para cualquier atacante, además de que tener que pasar por dos lugares para llegar a la dirección web que estamos esperando lo hace más lenta.

Atacantes han aprovechado esta oportunidad también para llevarte a webs con contenido malicioso por lo que es muy importante conocer la fuente antes de que te decidas por darle clic al link.


OTROS LINKS INTERESANTES